martes, 24 de octubre de 2017

Palomino

Martes, 24/10/2017



Llegamos a Palomino de la Guajira y en cuanto supimos que se podía hacer tubing no lo pensé dos veces. Fui a quitarme toda la sal de las playas y la arena del desierto que cargaba tras 4 días en la Guajira.


Una motito nos dejaría en el comienzo del camino.


Tuvimos un bello encuentro con los Wiwas en mitad del camino.


Super fresquitos y limpios nos sentimos al quitarnos el calor y polvo del camino.


Tiempo para chapotear y jugar sobre el donut.


Tiempo para maravillarte con la naturaleza del ecosistema del río. Sus aves, sus árboles.



La playa te espera al final del recorrido por el río.



Y en vez de ser un mar agradable, las olas son tremendas y arrastran troncos hasta la playa.


Me quedo con el río, ¡gracias!



SUNKINDARKNESS

domingo, 22 de octubre de 2017

Guajira : Cabo de la Vela

Domingo, 22/10/2017



Cabo de la vela es casi una ciudad comparado con Punta Galinas. Aquí hay muchísimos lugares donde comer, donde dormir...


Al llegar al Pilón de Azúcar la virgen de Fátima nos dio la bienvenida.


Desde allí tuvimos oportunidad de ver una magnifica panorámica del cabo, no nos bañamos en la playa puesto que no teníamos mucho tiempo.


La mejor puesta del sol es desde el faro.


Aunque no por que puedas ver el sol, ya que enseguida las nubes cubren el horizonte y no se ve, sino por la gente que te encuentras allí esperando verlo.


La noche revela estrellas, aunque hay bastante más luces alrededor que en Punta Galinas.



Amaneces en tu hamaca sin prisa, con vaguería... un chapuzón en la playa y acabas haciendo kytesurf en el mejor spot de Colombia para aprender.


SUNKINDARKNESS

viernes, 20 de octubre de 2017

Guajira : Punta Galinas

Viernes, 20/10/2017


La expedición a Punta Galinas empezó sobre las 13h desde Cabo de Vela en 4x4, no tardaríamos mucho en encontrarnos en pleno desierto.


Pasamos varios "peajes" donde niños y mayores pedían algo a cambio de pasar. Nosotros llevábamos galletitas.


Los paisajes nos sorprendieron bastante por su color, no era sólo desierto también había bastante verdor en la zona.


Esa carretera que lleva a la aventura. Disfruté cada segundo en el jeep, maravillándome de los paisajes de la zona, queriendo detenerme a hacer fotos a cada kilometro y visitar todas las aldeas.


Vimos algún pueblito chiquito a lo lejos, sin embargo paramos en uno bastante grande. Allí encontramos algunas de las costumbres típicas de la región - secar carne de chivo al sol para deshidratarla - y cerveza requete barata.


El atardecer nos sorprendió sin poder llegar al mirador para contemplarlo. En mitad del camino paramos y la imagen aún así fue muy bonita.


Aún condujimos en la oscuridad al menos 45min hasta llegar al hospedaje.


Bellas estrellas se veían desde Alexandra al anochecer.


Y por la mañana un paisaje bellísimo se revelo, verdes islas justo en la bahía donde en otras ocasiones los flamencos rosas están parados.


Desde el hospedaje Luzmila también hay buenos paisajes, aunque la estancia es mucho más cara que en Alexandra.


El faro de Punta Galinas resultó ser una torre de antena con paneles solares y una bombilla enorme. Al lado de la playa se veían los montoncitos de rocas que los viajeros dejaban a su paso.


El mirador revelaba un paisaje increíble, aunque lo que más me fascinaba era la velocidad de las nubes sus sombras ondeaban sobre el desierto.


Pequeños animalitos se ven entre las rocas, multitud de aves y chivos.


Las dunas de Taroa de arena finísima.


El calor es intenso, no hay nada mejor que un buen chapuzón en la playa.


De vuelta hicimos el camino de la época seca muchos tramos a 4x4, vimos espejismos y salares.


Ir a la Guajira sin visitar Punta Galinas, no es visitar la Guajira.


SUNKINDARKNESS

miércoles, 18 de octubre de 2017

Cartagena de Indias

Miércoles, 18/10/2017


Cartagena es preciosa, aunque la mayor parte del encanto la adquiere al llegar la noche con su bella iluminación.

Cerca de la catedral todo es especialmente bonito esas casas coloniales con sus balcones de madera.


En sus calles al caer la noche se encuentran bailarines que danzan al ritmo de los tambores como si sus raíces africanas jamás hubiesen caído en el olvido.


Algunos restaurantes, bares y heladerías italianas. Este bar el KGB llama la atención por su increíble decoración.



Aunque serán las murallas lo que conquistará nuestros corazones.


Ese paseo al atardecer tomando un heladito.


O la puesta de sol con una cervecita al ladito de El Café del Mar con esa música ibicenca.


Las calles fuera de las murallas del centro también tienen interesantes zonas que ver. El distrito Getsemaní tiene una cultura más alternativa, jóvenes locales cantando rap y bailando en sus plazas.



El Parque del Centenario alberga una curiosa fauna: monos de diversos tipos, loros, ardillas, alguna clase de buitre e iguanas enormes.



Es La zona de Bocagrande, esa ciudad moderna con altísimos rascacielos no desentona tanto como parece con la hermosa ciudadela.


Playa Blanca es bonita, aunque no es el caribe mexicano.



Aunque su arena blanca es tan fina como en Tulum.


Poner la toalla es casi imposible. La playa esta abarrotada de sombrilas, sillas y tumbonas de los puestos, apenas se puede ver la arena hasta las 16h de la tarde cuando los tours desaparecen.


Aunque esos tours incluyen 1h de barra libre de cocteles: Sex On The Beach, Lo que paso ayer, Mojitos, Cuba libres...


Lo bueno de esta playa es que no me sentí separada de la gente local y pudimos sociabilizar bastante.


El Castillo de San Felipe de Barajas es especialmente hermoso, aunque desde mi punto de vista no merece la pena por el precio de la entrada.


Llegando ya a los 3 meses de visado colombiano, en inmigración nos renovar gratuitamente la estancia para otros tres meses más sin apenas esperar.



SUNKINDARKNESS