jueves, 1 de junio de 2017

Antigua - Volcán Acatenango

Jueves, 01/06/2017


Antigua Guatemala resultó ser una bonita ciudad colonial, con cierto encanto, mucha oferta de bares y restaurantes a la occidental; por lo tanto, no tan auténtica cómo otras ciudades coloniales (San Cristobal de las Casas o San Miguel de Allende). Es fácil olvidarse de que se está en Guatemala, en cierto sentido la cultura guatemalteca parece estar en segundo plano frente a lo occidental.


Ahora que todo lo dicho al entrar en el mercado, se desvanece. Es casi un shock.


Cómo siempre lo mejor es esas personas que conoces en el camino, Aaron, nuestro couchsurfer, que nos mimó hasta el infinito, y nos cuido tantísimo.


Ante la gran oferta de tours a volcanes: Pacaya, Agua, Fuego y Acatenango. Nos decidimos por lo que algunos viajeros definían como la mejor experiencia de su vida... y una de las mejores de la mía también.

Volcán Acatenango (130q en tour)

El tamaño del grupo no importa, quizás cuántos más sean, más fuerza se tiene, más gente te dé ánimos... otros grupos eran bien chiquitos, en cambio el nuestro era de 28 personas.


Se asciende poco a poco en una gran pendiente hasta el primer descanso.


El segundo descanso es bien merecido, tras otra dura pendiente.


Y aunque digan que la tercera parte, y la cuarta sean más fáciles. Son igualmente cansadas. Entre la quinta y la sexta la dificultad aumenta.


Sin embargo de la sexta a la séptima, el campo base, es prácticamente llano. Todos llegamos arriba, algunos con porteadores de mochilas y caballos... y allí nada más llegar al campo base, un estruendo, una explosión... el volcán de en frente, Fuego, nos recibía entre nubes y lanzando magma.


A medida que las nubes se disipan y se hace la oscuridad, la posibilidad de ver las explosiones, el magma estallando incrementa. Apenas se duerme, dejamos la tienda abierta a pesar de la lluvia para así poder ver las explosiones. Fuegos artificiales naturales, lava deslizándose en el cono del volcán, fuego hipnotizador... una belleza infinita.


La ascensión a las 4h30 de la mañana para ver el amanecer es un otro reto grande, con magnificas recompensas. El volcán de Agua entre las nubes.


El cinturón de fuego se divisa a lo lejos.


El volcán de fuego despidiéndose de nosotros, con las siluetas de algunos de nuestros compañeros de aventura.


Y una vez amanece las cosas se ven más claras, el sendero de arena volcánica.


Sólo 4 personas del grupo total no llegaron a la cima del Acatenango, se quedaron por el camino.


Algunos consejos 

No llevar más de 3 litros de agua por persona
Algo de comida extra es bien merecida: un taper de pasta
Ropa de abrigo y lluvia indispensable
Llevar linterna
Hay posibilidad de alquilar tiendas dobles, si uno quiere apartarse del grupo general

SUNKINDARKNESS